reflexiones desde casa

Yo deseo, deseo, deseo… lo que más deseo en estos momentos es salir de casa sin sentirme recelosa del desconocido que me cruzo por la calle.

Es una especie de Psicosis colectiva y os aseguro que es un consuelo hablar vía zoom con mis amigas y sentir de viva voz que a ellas también les ocurre lo mismo.

Guardar la distancia social es necesario en estos momentos, lo se, y me siento tremendamente feliz cuando hago cola en la panadería a 2 metros de distancia de quien tengo delante y observo, de nuevo recelosa, como quien me sigue en la cola guarda educadamente, y seguramente con tan recelosa como yo, su turno a cierta distancia .

Pero es extraño, sí, es muy extraño sentir la necesidad de ponerme los guantes cuando entro al pequeño supermercado que hay cerca de mi casa, justo al lado de la panadería. Es extraño guardar de nuevo el turno, para entrar cuando alguien haya salido y de ese modo respetar el aforo permitido donde antes teníamos libre acceso. Es extraño sentirme culpable cuando paso muy cerca del muchacho que repone las estanterías. Él, que va tan bien protegido, con sus guantes, su mascarilla y su impoluta bata blanca, me cede el paso y yo, le pido perdón por acercarme más de la cuenta.

Estos días tampoco puedo evitar sentirme responsable por aquellos que, cada mañana, salen a la calle a trabajar sin descanso. A muchos de ellos les pongo cara y nombre,

Es raro el no poder salir cuando me apetece y deseo volver a tener aquella libertad de hace a penas unos meses, esa libertad que formaba parte de nuestro día a día, Esa misma libertad a la que no le dábamos la más mínima importancia ni valor.

Deseo, deseo, deseo caminar por la calle de la mano de mi hijo de 10 años y no volver a ver ni una mascarilla. Pero mucho me temo que mi deseo va a ser muy difícil de conceder.

Nos quedan aún algunos días de confinamiento, y no puedo dejar de pensar que, por muchas ganas que tenga de salir, quizá (sólo quizá), cuando llegue el momento puede que siga sintiéndome recelosa de quien se acerque un poco más de la cuenta, o de quien me ofrezca algo sin llevar puesto guantes y mascarilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .