SIMON & TOM BEAUTY PARTNERS

En ocasiones hay días de esos que, sin pretenderlo, hago hallazgos fortuitos que se convierten en un básico de cabecera en mi rutina diaria. Un día de esos como en el que compré una crema hidratante de manera rápida, sólo para salir del paso.

Eso fue exactamente lo que me ocurrió con Simon & Tom.

Mi historia con esta marca de cosmética comenzó de urgencia durante mi última mudanza. Un centenar de cajas invadían mi garaje, un verano donde las temperaturas rozaban los 40 grados, obras, polvo y operarios que iban y venían por los pasillos y habitaciones del que sería mi nuevo hogar, a ritmo de “Flash Dance” en una radio portátil que sonaba desde un baño en obras.

Incapaz de encontrar una caja en la que había escrito con pulidas e identificables letras en rojo “COSMÉTICA BAÑO”, hice lo que muchas de nosotras nos hemos acostumbrado a hacer en los últimos tiempos. Abrir mi aplicación de Amazón para comprar una crema facial y un sérum de urgencia.

De ahí, a la sorpresa más absoluta al encontrarme ante una marca de cosmética desconocida para mí, a un precio competitivo, un packaging más que atractivo y una calidad de producto con resultados visibles a los pocos días.

La história de Simon & Tom se remonta más allá de mi mudanza; era por el año 2005 cuando 2 amigos expertos en la industria cosmética desarrollan un producto revolucionario para el cuidado de las uñas. Más tarde, estos 2 amigos, lanzan una completa línea cosmética basada en el aceite de Argán marroquí. “El oro líquido” cuya composición es increíblemente rica en antioxidantes, omega-6, ácido linoléico y Vitaminas del grupo A y E.

Inspirados completamente por la naturaleza, esta marca de espíritu ECO, explora e investiga con gran acierto una gran variedad de extractos botánicos incorporando los mejores activos naturales a sus cosméticos. Eliminando aquellos componentes sintéticos dañinos como los parabenos, los ftilanos y los sulfatos.

Tras años de experiencia e investigación, el aceite de Argán sigue siendo un elemento clave en muchos de sus productos, por lo que la firma Simon & Tom elabora su propio aceite prensado en frío y regulado por ECOCERT en Agadir (Marruecos), garantizando de esta manera su máxima calidad.

De texturas suntuosas, perfumes suaves y sutiles y una excepcional selección de activos botánicos que satisfacen las necesidades de las pieles más exigentes.

Empecé por el suero hidratante antiarrugas rico en ácido hialurónico y vitamina C, y me dejé atrapar por la textura de la crema para el contorno de ojos Hydra Pearl, con diminutas perlas encapsuladas que hacen de mi rutina matutina un placer.

Como recomendaciones os diré que adoro la crema facial reafirmante con perlas de Argán y ácido hialurónico; el aceite de Argan puro y orgánico prensado en frío y la crema premium Lift Neckline reafirmante para cuello y escote son sencillamente espectaculares. esta última trabaja intensamente en la delicada piel del cuello y del escote, donde la gravedad, la edad y el daño solar aceleran significativamente el envejecimiento de la piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .