KNOWING ARVIDA BYSTRÖM

Ella tiene celulitis. Le salen granos. A veces se da golpes y le quedan cardenales en forma de moratones que no esconde. Cada mes tiene la  regla y se siente hinchada, no se depila nunca y es modelo.

Entre otras firmas ha trabajado con Adidas y recientemente con Gucci en la campaña de promoción del último perfume de la firma “Gucci Bloom”.

Es una experta en hacerse Selfies; ella misma reconoce que lleva haciéndose selfies desde los 12 años, sus fotos están teñidas de rosa chicle, se considera feminista y rompe clichés con la soltura de quien está acostumbrado a vivir transgrediendo normas preestablecidas.

Es sueca, y no es rubia platino. No es que eso importe demasiado, por que ella cambia el color de su pelo cuando le viene en gana; rubio,    moreno, castaño, azul, lila o rosa. No importa, ella se pone lo que le apetece, se hace los selfies que le apetecen e Instagram, de vez en cuando,  censura alguna de sus fotos.

Ha recibido amenazas de muerte, de violación, frases de mal gusto y críticas mordaces varias por posar en la última campaña de Adidas con pelos en las piernas, ( y es que ya os he dicho que ella no se depila). Luce piernas, zapatos de tacón en color rosa, vestidos de firma y axilas peludas.

Es su decisión.

Su cuenta de Instagram  @arvidabystrom cuenta con 245mil seguidores, sus publicaciones son descaradas, artísticas y frescas. Se declara Artista y su marca personal es un melocotón enfundado en unas bragas diminutas de diferentes colores que fotografía una y otra vez.

A sus 26 años ella es  y se siente libre. Hace lo que le apetece y se muestra al mundo tal y como es. Valorando sus imperfecciones y              transformándolas en algo naturalmente normal. Reivindica el derecho de las mujeres sobre su propio cuerpo y rompe con los estereotipos para alcanzar la perfección femenina. Ella lo es, femenina, y como feminista reivindica serlo con todo lo que el cuerpo femenino tiene, incluso el bello corporal.

Es más, ha conseguido triunfar con su manera de ser y reivindicar la    feminidad. Usa labial y laca de uñas rojos, pese a no depilarse. Su ropa íntima se manchan durante el periodo, y no le da vergüenza mostrarlo. Es mujer, y decide que quita y que no de su cuerpo.

Puede que sus reglas de juego causen controversia. Quizá hay cosas que preferimos no ver o ignorar al máximo, como la menstruación femenina y el bello en las axilas, pero lo cierto es que estan ahí. Por un caprichoso deseo de la naturaleza, las mujeres hormonamos mensualmente y el bello corporal nos vuelve a salir pese que insistamos en hacerlo         desaparecer cada “X” tiempo. Y no por ello nuestra naturaleza es más imperfecta que la del sexo masculino.

Puedes estar de acuerdo o no con su manera de expresarse. Te puede gustar más o menos una de editorial de moda con una modelo pelusa, pero lo que sí está claro es que Arvida, pese a su juventud, es valiente, ya no sólo como instagramer, sinó como mujer, y eso a mi me gusta MUCHO.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .