LA SEDUCIÓN DEL MINIMALISMO

Hace ya algún tiempo que el minimalismo me seduce de una manera muy atrayente.

Tras su significado literal, aquel que dice que el minimalismo es una tendencia a reducir todo a lo esencial, prescindiendo de elementos sobrantes. Yo vislumbro un estilo de vida diferente, ordenado, y alejado de excesos innecesarios que nos llenan pesadamente una vida que, por el contrario, tendría que ser ligera.

Me seduce la idea de que un objeto es sólo eso, un objeto, y la belleza de ese objeto se reduce a ser él mismo, sin conceptos que distraigan de su etimología principal.

Colores puros, formas geométricas simples, tejidos naturales, sencillez…. esas son algunas de las características que, a groso modo, describen un estilo de vida, una tendencia en cuestión de arte y un anhelo personal en cuestión de moda.

He aprendido que el minimalismo en mi armario es restar, no sumar. Ya lo decía Cocó Chanel con su tan manida frase….

Menos es más

Cocó Chanel

Me alejo de los excesos en cualquier concepto de mi vida. Todo en su justa medida es bueno y beneficioso, y en el vestir la comodidad simplificada no está nada reñida con la elegancia.

Aunque mi armario abraza con absoluto fervor la reducción y la liberalización de su espacio vital, confieso que hay cosas a las que me cuesta renunciar. No soy muy dada a los estampados ni a las combinaciones estrambóticas, pero hay ocasiones en las que el cuerpo me pide un tanto de locura o, excentricidad. Esa excentricidad a veces la consigo con un simple par de zapatos o con colores vibrantes, a los que me cuesta renunciar.

Pero tengo claro algo, lo simple siempre es más fácil, y en la vida opto por no complicarme demasiado. Lo estoy aprendiendo y mi armario y mi tiempo lo agradecen. El blanco más puro, el negro, el beige (color con el que no me llevaba nada bien), combinaciones cromáticas en degradé del mismo tono, optar por líneas rectas y formas sencillas, y prescindir (oh!! “prescindir”, que gran palabra) de todo lo que no me aporta nada positivo.

Así que aquí os dejo sólo el principio de mi ejercicio, me dejo seducir por el minimalismo y empiezo a desahogar mi armario, comprando mucho menos y de mayor calidad, y sólo aquellas piezas que resulten realmente necesarias y muy (repito) muy muy versátiles.

¿Lo conseguiré?

Continuará!!…..

 

Shoes by @Istome_Shoes

Coat by ASOS

Shoes by ADIDAS

Bag by Claudie Pierlot

GuardarGuardar

2 Comentarios

  1. jennifertalkstoyou

    Sé que la entrada es de mayo y que probablemente hayas incorporado mejor el minimalismo a tu vida o te hayas rendido a él (que también es posible jajaja). Quería comentarte que me siento muy identificada con tu entrada, el minimalismo en sí me parece demasiado para mí pero la versión grotesca de mi minimalismo es todo cuánto necesito para tener mi paz, mi sencillez y mi felicidad.
    Muchos besos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gemma Blancas

      Me alegro que te sientas identificada con mi reflexión. Sigo en proceso de incorporar el minimalismo como estilo de vida. Todo lleva su tiempo, pero confieso que me encantaria caer rendida!!.
      Muchas Gracias por comentar!
      Un beso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .