MODA DE USAR Y TIRAR

En la época de la inmediatez estoy convencida que el exceso es uno de los astros reyes que controlan mi vida. Y lo afirmo fervientemente, sin tapujos ni pudores que rebajen mis “autoacusaciones”.

¿Quién tiene mejor poder que yo misma para detectar mis propios defectos?.

Mi telefono móvil está repleto de aplicaciones. Mi nevera a rebosar de alimentos Bio con una fecha de caducidad muy limitada, y mi armario repleto de prendas de las cuales soy consciente que más de la mitad es “moda de usar y tirar”.

Tiemblo con sólo pensar en ello.

Soy mi mayor fan y mi más sincero crítico. Pero admito que mi conciencia crítica se tranquiliza en  gran medida al contemplar que no soy la única que sucumbe al uso de ropa que muere en un suspiro.

Sabes a que me refiero ¿verdad?, esa sensación ante la inmensidad de prendas low cost que habitan en nuestro armario, las cuales tienen desde el primer día una fecha de caducidad parecida a esos productos Bio de mi despensa.

Si, mi armario se alimenta de ropa barata que consume mi dinero, que consume materias primas y mucho espacio y la cual yo no utilizo más de una temporada.

No me voy a echar toda la culpa sobre mis hombros, soy consumidora de tendencia y la tendencia tiene un precio, en este caso low cost, pero precio al fin y al cabo.

Comprar menos y comprar mejor, un mantra que abrazo con admiración incapaz de creérmelo del todo. Primar cantidad en vez de calidad se ha vuelto, hoy en día, una asignatura pendiente para muchas de las mujeres que me rodean. Consumidoras de moda todas, con un poder adquisitivo saneado, una gran intuición femenina y sabedoras todas que las tendencias se mueven a la velocidad de la luz. A veces comprar mejor no significa gastar menos y, otras muchas veces, comprar menos martiriza esas mañanas dudosas en las que enfrentarse a un armario detox puede ser parecido a revivir las cruzadas templarias.

Vivo con la tentación. Zara, Mango, Massimo Dutti… y es tan dificil no sucumbir a esa moda tan asequible, tan tentadora, tan cercana y lujuriosa!.

No, mi mano no tiembla ante una camiseta  a 9,99€ con rayas a lo “parisienne”, ni ante una falda con estampado “polka dots” al mas puro estilo Vivienne Westwood a 22,95€.  Me queda mucho que aprender con respecto  a la moda, y del consumo eficiente, y a saber sobrevivir siendo coherente y amando las tendencias como las amo.

Sweater by ZARA
Skirt by  PULL & BEAR
Boots by ZARA
Bag by CELINE
Earrings by ASOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .